Inici La porta verda Voracidad setera

Voracidad setera

per Redacció

La voracidad de algunos buscadores de setas no tiene límites. Los propietarios de ganado, cultivos y bosque de l’Alcalatén y els Ports han echado al grito al cielo. Los casos de daños provocados por los buscadores de setas que invaden los bosques se cuentan ya a decenas. Entre el término de Vilafranca y Mosqueruela, en Teruel los buscadores han roto cercados de ganado. Como consecuencia de la rotura y de las puertas abiertas un ganadero busca desde hace días 15 vacas. En el término de Vistabella un pastor ha denunciado que “mientras los buscadores están en la montaña no suelto las ovejas porque corro el riesgo de perder buena parte del ganado. Así mismo este ganadero, que también es agricultor, ha denunciado que le han robado patatas y manzanas en el Pla de Vistabella.

La obsesión por las setas llega a límites insospechados. En el Pla de Vistabella el mismo pastor ha denunciado que en días pasados aterrizaron dos avionetas en la pista que habitualmente se utiliza para el aterrizaje y despegue de avionetas anti-incendios. En este caso, de los aparatos, salieron buscadores de setas con sus correspondientes navajas y cestas. Cada tarde, en la entrada de Vilafranca desde la Iglesuela, a la altura del aserradero, se establece un mercado de setas. Una furgoneta y una parada, a modo de mercado ambulante, ofrecen robellones recolectados en montes públicos y también privados. En las montañas de Els Ports y vecinas comarcas de Teruel se ha detectado cómo cuadrillas de parados, sobre todo ciudadanos rumanos, acuden hasta los bosques en furgonetas. A primera hora de la mañana comienzan su recorrido por la montaña para buscar las setas. Luego las comercializan.

En Mosqueruela se cobra

En la vecina localidad de Mosqueruela el Ayuntamiento cobra una cuota por cada buscador que se introduce en el monte. 3,5 euros por persona que acude a buscar. Los agentes de cobro se apostan en las entradas de las pistas, avisando que si no se satisface la cuota la Guardia Civil puede requisar la cesta.

Mientras, en Vilafranca, han sido varios los vecinos que han denunciado que no se respeta la normativa que impide el paso de cualquier tipo de vehículo por pistas forestales. “Estos días circulan coches, furgonetas, todo terrenos y autobuses” censuran, a la vez que exigen controles más efectivos por parte de Medio Ambiente y la Guardia Civil

Notícies relacionades

Deixa un comentari

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Más información

ValenciàEnglishFrançaisDeutschEspañol