Inici Express Retoman en Benicarló la investigación del hallazgo de un cadáver de un colombiano en Vinaròs

Retoman en Benicarló la investigación del hallazgo de un cadáver de un colombiano en Vinaròs

per Redacció

Els agents buscant entre terraDesapareció el 19 de marzo de 2007 y nada más volvió a saberse de él hasta el pasado 28 de julio, cuando los trabajos de rastreo de los pozos del término municipal de Vinaròs dieron sus frutos y, en una fosa entre el Camí Carretes y el Camí Dos Vilars, hace un mes se encontraron los restos óseos del colombiano desaparecido en 2007. El miércoles, efectivos de Subsuelo de la Policía Nacional retomaron la búsqueda en el solar particular donde fueron depositados todos los restos hallados junto al cuerpo para tratar esclarecer completamente el suceso.


Toda pista es relevante. Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía se afanaban ayer en un solar de Benicarló, ubicado entre las calles Illes Canàries y Andalucía muy cerca de la pista anexa al polideportivo municipal, para buscar cualquier indicio que les lleve a esclarecer la cadena de acontecimientos que acabó con la vida de este ciudadano de nacionalidad colombiana, cuya desaparición fue denunciada el 16 de marzo de 2007 en la Comisaría del Distrito de Ciudad Lineal, en Madrid, tres días antes de que una angustiada llamada telefónica a su mujer revelara su paradero en Castellón. “Reza por mí, tengo mucho miedo”, imploró la última vez que sus familiares supieron de él con vida.

Un vehicle aparcat a la porta del solarDesde ese momento, policías del Grupo de Desaparecidos y Homicidios de la Comisaría de Policía Judicial comenzaron una ardua investigación que, tras 17 meses, dio con el paradero del colombiano e incluso con la detención de sus presuntos verdugos, antes incluso de que fuese hallado su cuerpo. Fue el pasado 26 de febrero cuando la Policía Nacional procedió a la detención de dos españoles acusados de la desaparición del hombre. Sospechaban que había sido asesinado, pero el cadáver no aparecía.

Durante el transcurso de los interrogatorios y las investigaciones, los agentes lograron averiguar que los delincuentes podrían haber arrojado al colombiano al interior de un pozo de Castellón para deshacerse del cuerpo, aunque no sabían el punto exacto. La recompensa llegó el 28 de julio. En el rescate de los restos óseos trabajaron especialistas en antropología forense de la Policía Científica, equipos de la Unidad de Subsuelo y el propio Grupo de Homicidios y Desaparecidos.

El informe de los antropólogos certificó, finalmente, que los huesos correspondían al ciudadano colombiano que aquel 16 de marzo se marchó de un bar de Madrid para subir a un vehículo con dos individuos sin dar mayores explicaciones a sus familiares.

El pou on van ser trobades les restes a VinaròsLejos de dar por cerrada la investigación, la Policía Nacional ha vuelto estos días al solar donde guardaron todo lo hallado aquél día, pistas ocultas y testigo mudo de lo que, hace más de un año, truncó para siempre la vida de una familia de origen colombiano afincada en Madrid.

Colillas, desperdicios, tierra, tejidos… Cualquier insignificante resto puede resultar crucial para el esclarecimiento de un misterioso suceso que deja todavía muchas incógnitas en el aire. ¿Por qué subió la víctima al vehículo con dos desconocidos? ¿Qué le llevó a llamar angustiado a su esposa? Y, sobre todo, qué circunstancias hicieron que su cuerpo sin vida fuese a parar a un pozo de Vinaròs. La respuesta, quizás, esté aún entre los restos de su fosa.

 

Publicado por Las Provincias de Castellón

Notícies relacionades

Deixa un comentari

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Más información

ValenciàEnglishFrançaisDeutschEspañol