Inici Express La Plataforma reclama que el enorme préstamo de tierras que se estudia en Els Clots de Cervera para la variante de la N-340 sirva de vertedero del Consorcio

La Plataforma reclama que el enorme préstamo de tierras que se estudia en Els Clots de Cervera para la variante de la N-340 sirva de vertedero del Consorcio

per Redacció

La LlosaLa empresa que realiza los trabajos de asistencia técnica y consultoría de la variante de la N-340, a su paso por los municipios litorales del Maestrat, ha comenzado a realizar catas en el paraje de Els Clots en la partida de La Llosa, del término de Cervera, para tratar de encontrar las arcillas necesarias para elevar el vial a su paso por 18 kilómetros de la comarca. El Ministerio de Fomento adjudicó en agosto a la empresa FCC-Construcción, S.A. las obras de la variante por 49,7 millones de euros. La empresa que estudia la existencia de minas a cielo abierto de donde obtener estos materiales ha elegido precisamente el paraje conocido popularmente como la Mina d’argila, establecido como lugar idóneo donde ubicar el vertedero por el Consorcio de basuras de la zona 1 y así contemplado en el Plan Zonal.

 

Pero a día de hoy el lugar donde se ubicará es una incógnita y se estudian otras posibilidades que cuentan con reticencias, sobretodo en Càlig y en la Plataforma contra l’Abocador de la Bassa. Aspecte dels treballs realitzatsDe este paraje se podrían extraer miles de metros cúbicos de arcilla. Un informe contemplado en el Plan Zonal y redactado para Vaersa ya constataba en la zona la existencia de 50 metros de arcillas, un inmejorable emplazamiento a efectos de garantizar la estanqueidad del vertedero y minimizar filtraciones al subsuelo. A pesar de ello se apostó por la Bassa a pesar de la inestabilidad de su subsuelo, aunque a día de hoy todavía no se ha definido oficialmente el emplazamiento. Un presupuesto del coste de extracción y transporte de arcilla a otro emplazamiento cifraba en más de dos millones del coste y de ocho millones adicionales en la construcción del depósito que acogiera la basura.

 

Por lo tanto la Plataforma, a través de su portavoz y edil independiente, Albert Querol, manifestó ayer que “si se extraen todas esas tierras sería una pena destrozar otro paraje y nos resultaría mucho más barato al consorcio y a los municipios y ciudadanos”. El ahorro de aprovechar el boquete que generaría la extracción de arcillas se cifraría en unos 10 millones de euros. “No tiene sentido que si de esta manera no nos costaría ni un duro se insista en destrozar otro paraje. Es una buena ocasión para replantearse la ubicación en esta zona, que era la primera del Plan Zonal”, agregó el edil.

Los gastos no previstos que acumula la planta son un suma y sigue. A los 10 millones de euros del cambio de emplazamiento fuera del Plan Zonal y que deberán pagar los ayuntamientos, se añaden los casi 700.000 euros que precisará el nuevo vial que se verá a su vez afectado por el Corredor de Infraestructuras de la Generalitat y que todavía no tiene ni proyecto ni DIA. La actualización de precios del proyecto de gestión tiene un incremento del 20,1%, la arcilla que se deberá trasladar hasta el vertedero costaría casi 2 millones de euros, dinero que se ahorraría en la mina de arcilla de Cervera y el depósito requerirá una inversión de 8,1 millones, algo que la tecnología planteada en su momento por Benicarló eludía. Los terrenos suponen un coste de 1,3 millones de euros, de manera que el total de las inversiones será probablemente de casi 38 millones de euros frente a los 18 de la propuesta benicarlanda. También se han perdido las subvenciones al proyecto del 85% del coste y el canon inicial es ahora de 96,23 euros frente a la propuesta de 30-45 euros de Benicarló.

 

Delimitació d'una de les cates El Consistorio de Càlig, gobernado por la Agrupació d’Electors de Càlig y el PP, anunció el lunes que ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo contra la desestimación por parte de la Secretaría Autonómica de Medio Ambiente, María Ángeles Ureña, del recurso de alzada contra el acuerdo que aprobaba la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de las distintas infraestructuras previstas en Cervera por el Plan Zonal con la excepción del vertedero, cuya ubicación sigue siendo una incógnita a nivel oficial.

 

El escrito cuestiona el procedimiento seguido en la tramitación de estas infraestructuras y al mismo tiempo rechaza la desestimación del recurso y pide la suspensión cautelar de todo el procedimiento administrativo, informaron fuentes municipales de Càlig. Con ello tratan de evitar unas expropiaciones de fincas cuando se desconoce donde irá el vertedero, algo que previsiblemente y a raíz del litigio del Consistorio contra la Conselleria acabará dilucidando un juez sobre su legalidad. Con este serán ya tres los frentes abiertos por Consistorio caligense y Plataforma. Por un lado está admitido el recurso contencioso-administrativo contra el acuerdo del plenario de Cervera que aprobó el expediente de expropiación forzosa y alegaciones a las hojas de deposito previo de unas expropiaciones que no llegaron a formalizar las actas previas. La próxima semana presentarán un nuevo recurso contra el Acuerdo del Consell por el expediente de expropiación forzosa de las fincas afectadas por la planta, vertedero y accesos.

 

Millones de kilos de tierra

Para la variante proyectada, que tendrá una longitud total de 18,2 kilómetros y que discurrirá por los términos municipales de Peñíscola, Benicarló y Vinaròs se han proyectado 5 enlaces, 29 estructuras, 20 obras de drenaje y 56 caminos de servicio, lo que precisará de miles de metros cúbicos de arcilla y gravas. Las empresas que concurrieron al concurso para la construcción de esta variante pidieron presupuestos a numerosas empresas de áridos y canteras de la zona.

Notícies relacionades

Deixa un comentari

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Más información

ValenciàEnglishFrançaisDeutschEspañol