Inici Express La nieve sorprende a los turistas que se encuentran con estampas blancas en el interior

La nieve sorprende a los turistas que se encuentran con estampas blancas en el interior

per Redacció

Una familia de peniscolans juga amb la neuQuienes temían episodios de lluvia en sus vacaciones de Semana Santa se encontraron inesperadamente con nieve. A pesar de ser también agua, fastidia menos. Así que aprovecharon para lanzarse bolas, en trineos e incluso hacer muñecos. Pero el principal problema fueron los viales. La red principal estuvo limpia y despejada como consecuencia del intenso trabajo de las quitanieves dependientes de las distintas administraciones que operan en el interior de la provincia en las carreteras de su titularidad. Los distintos parques rurales de emergencias y el de bomberos de Morella se encargaron de los viales secundarios. Como siempre la red más rural y apartada en la Tinença de Benifassà y de la comarca de Els Ports fue la que se llevó la peor parte. El fuerte viento deshizo lo hecho y las ventiscas acumularon nieve en polvo en los viales. La ausencia de sal en los viales creó problemas durante toda la jornada en la Tinença, donde la brigada de la comarca se esmeró en limpiar las carreteras que comunican poblaciones como Fredes, Coratxar, Boixar, Castell de Cabres y la Pobla de Benifassà. Algunas pistas forestales se convirtieron en alternativa válida y menos peligrosa a la red vial.

La neu fa donar mitja volta un conductorLos ganaderos hicieron la preceptiva visita a sus explotaciones para asegurarse que los animales tuvieran agua en estado líquido y alimentación suficiente, ya que la meteorología impidió que salieran a pasturar al aire libre. También Morella se despertó con un espeso manto de nieve de 10 centímetros. La nieve supone para Morella un gran atractivo turístico, que anima restaurantes y trae hasta la comarca a cientos de personas. La nieve en exceso o las noticias alarmistas sobre el estado de la carretera, en cambio, les perjudican. Pero ayer funcionó todo bien y los vehículos llegaron sin problemas a la fortaleza en medio de unas temperaturas de cuatro grados positivos. En Morella los trabajadores de la brigada municipal tiraron sal en las pendientes más pronunciadas.

 

En Coratxar, Fredes y castell de Cabres el espesor llegó a los 20 centímetros. La neveda sorprendió a excursionistas que salieron a realizar senderismo y la práctica del cicloturismo se frenó a los 900 metros en plena campaña de entrenamientos de numerosos clubes deportivos, que frecuentan el tramo La Sénia-Fredes. Ya por la tarde el sol se dejó ver y se aceleró el deshielo, mitigando los posibles problemas, a la vez que desapareció el fuerte viento. Otras localidades como Ares o Vilafranca amanecieron con temperaturas bajo cero y paisajes blancos. En la Tinença los pluviometros registraron unos cinco litros por metro cuadrado. Las temperaturas se desplomaton seis grados y seiete en Morella. En esta población de Els Ports la lluvia acumulada asciende a los 27 litros por metro cuadrado. En Vinaròs y Benicarló la lluvia no pasó de los 4 litros. Catí y Bellestar han registrado rachas de viento de 74 kilómetros por hora.

Notícies relacionades

Deixa un comentari

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Más información

ValenciàEnglishFrançaisDeutschEspañol