Inici La porta verda La localidad de Alcanar envía a los grupos de les Corts Valencianes un informe en el que piden la nulidad del proyecto Castor

La localidad de Alcanar envía a los grupos de les Corts Valencianes un informe en el que piden la nulidad del proyecto Castor

per Redacció

Integrants de la Plataforma presentant al·legacionsEl alcalde de Alcanar, el republicano Alfons Montserrat, ha enviado a los tres grupos de les Corts Valencianes un dossier con las alegaciones que el Consistorio ha presentado al proyecto energético Castor, que promueve la ubicación en el término de Vinaròs de un gran depósito de gas y una planta de compresión en tierra. Según argumenta el informe, el Pleno acordó por la unanimidad de todos los grupos presentar alegaciones contra la solicitud de autorización administrativa y reconocimiento de la utilidad pública de los proyectos de instalaciones de almacenamiento subterráneo y sus instalaciones auxiliares, el Estudio de Impacto Ambiental, la concesión del Dominio Público Marítimo-terrestre para las instalaciones marinas y la Autorización Ambiental Integrada de la planta de operaciones en tierra. Las alegaciones se han presentado en la Dirección General de Política Energética y Minas, del Ministerio de Industria, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y la Dirección General para el Cambio Climático de la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda de la Generalitat.

 

Además el Pleno solicitóa la Generalitat de Catalunya que se les considerara administración afectada de un acuerdo lesivo para Alcanar y su planeamiento territorial.

Alcanar sostiene que el emplazamiento de la planta de gas afecta ahora con su radio de afectación a muchas más poblaciones. Solicitan a la Generalitat valenciana un pronunciamiento expreso por los daños y perjuicios que causarán estas instalaciones industriales al conjunto de los municipios de la zona, dadas las afecciones que tendrá en ambas comunidades. Además reclama al Consistorio de Vinaròs que “reconsidere” su posición favorable al proyecto Castor, exigir a la Mancomunitat de la Taula del Sénia un pronunciamiento como órgano que representa a los intereses colectivos de los municipios que forman parte. En este sentido reclama adhesiones de los municipios del Baix Maestrat, Generalitat, Corts y presidente, Consejos comarcales de les Terres de l’Ebre y Mancomunidad.

Cartell de la marxa de diumengeLa tramitación de este proyecto en el límite de la autonomía ha obviado, paradójicamente, al municipio de Alcanar, a pesar que el Consistorio representa al 80% de los propietarios de la relación de afectados, una división administrativa que ha dejado “en desamparo legal” a estos ciudadanos y su administración más cercana. En este sentido apelan al mandato de la lealtad y a la cooperación interinstitucional y recuerdan que “en ningún caso y bajo ningún pretexto” se puede usar la configuración territorial del Estado en beneficio de unos intereses particulares. “En el procedimiento que nos ocupa esto no se ha tenido en cuenta y se ha roto la buena vecindad y la confianza entre dos municipios al ubicarse la planta entre 700 y 1.500 metros del término de Alcanar”, señalan.

Sospechas    
La firma de convenios con Vinaròs ha levantado las sospechas desde Alcanar. “Puede entenderse que la ubicación sea arbitraria partiendo del principio básico que la ubicación no perjudique a Vinaròs, sin tener en cuenta a los municipios colindantes y aprovecharse de la situación de municipio transfronterizo para ubicar la planta lo más lejos posible del núcleo urbano de Vinaròs y cerca de cualquier otro término municipal, caso de Alcanar”, sostiene el documento. El radio de acción de 5 kilómetros afecta a los equipamientos municipales de esta localidad, como la escuela, piscina, pabellón polideportivo, ayuntamiento, zona comercial, centro de interpretación de los íberos, “por lo tanto el riesgo aceptable que predica la normativa comunitaria no queda salvaguardado con la ubicación propuesta de la planta y afectaría a más de 8.000 personas. En lo relativo al EIA, el Consistorio resalta la inexistencia de alternativas y la falta de justificación ambiental de la propuesta formulada ya que según un informe encargado “la ubicación de la planta en tierra es especialmente relevante en términos medioambientales” y que un acuerdo entre administraciones sobre su ubicación es “claramente inconsistente”. En este sentido reclaman la nulidad de pleno derecho de la declaración de impacto ambiental.

No aportan información esencial
Por otro lado señalan que el EIA no aporta información de las administraciones sobre la posible afección a espacios de la Red Natura 2000. Ninguno de los documentos, ni el de los vertidos de combustible en alta mar, habla de la presencia de espacios naturales como el Delta de l’Ebre, el Massís dels Ports o la Tinença de Benifassà. En este sentido recuerdan que la Generalitat catalana es la competente para emitir también informes sobre la evaluación del impacto ambiental. El Consistorio de Alcanar también denuncia que el estudio se clasifique atendiendo únicamente al territorio del norte valenciano, desapareciendo cualquier territorio más allá del río Sénia, como por ejemplo en el análisis de la contaminación atmosférica, obviando aspectos como el viento o las corrientes marinas y que podrían arrastrar contaminantes. La Plataforma ha convocado una marcha fúnebre este domingo.

Notícies relacionades

Deixa un comentari

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Más información

ValenciàEnglishFrançaisDeutschEspañol