Inici Express Investigan al ex alcalde de Vinaròs, Javier Balada (PVI), por un presunto delito de prevaricación en unas obras ligadas a un miembro de su partido

Investigan al ex alcalde de Vinaròs, Javier Balada (PVI), por un presunto delito de prevaricación en unas obras ligadas a un miembro de su partido

per Redacció

Balada en una imatge d'arxiuLa actuación del actual edil de Urbanismo de Vinaròs y lider del Partit de Vinaròs Independent (PVI), Javier Balada, está en entredicho después que la Audiencia Provincial de Castellón haya estimado parte del recurso de apelación planteado por el PP ante el auto dictado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Vinaròs. La Audiencia Provincial de Castellón ha ordenado continuar las Diligencias Previas Penales contra Balada “por la presunta comisión de un delito de prevaricación administrativa”.

El objeto de la investigación son las presuntas ilegalidades cometidas por un compañero de su partido en unas obras en la Plaza Jovellar de la localidad. Estas obras, supuestamente irregulares, las denunció el PP por prevaricación de los miembros del equipo de gobierno, por la vulneración de la legislación en materia urbanística y de protección del patrimonio cultural valenciano. La mercantil Basic Invergest SL que realizaba las obras, y que se apartó de lo dispuesto en la licencia, iba a nombre de la mujer del entonces concejal de Turismo de la localidad, Carlos Roger (PVI). El PP ha sostenido que Javier Balada (PVI) no revisó la legalidad de dichos trabajos en la plaza Jovellar, como también denunciaron varios vecinos del inmueble. Según los denunciantes solicitaron permiso para una reforma y en realidad “se habían demolido los forjados y se estaba construyendo una estructura nueva, por lo que la infracción era muy ostentosa”, explicó el edil y diputado Mariano Castejón.

Imatge de les polèmiques obresEl PP también denunció en su momento que la obra se halla en el ámbito de influencia de un Bien de Interés Cultural, “por lo que lo trabajos requieren de un informe y un estudio arqueológico, así como una autorización de los servicios de Patrimonio de la Dirección Territorial de Cultura como paso previo a la concesión de la licencia”, algo que a su juicio no se dio. En el Auto presentado ayer se resalta que ante el conocimiento por la denuncia de que se estaba cometiendo una infracción urbanística, Javier Balada, “omitió tomar cualquier decisión administrativa”, como aperturar expediente sancionador o paralizar cautelarmente los trabajos de construcción, sin fundamento alguno para dicha omisión. Además el PP indicó que el primer edil “recriminó al Arquitecto Municipal, que hubiera mandado al controlador urbanístico a inspeccionar la obra”.

Conductas graves

El auto de la Audiencia Provincial indica que la conducta omisiva de Javier Balada podría inferirse que traía causa de su relación con la promotora de la obra. Según Castejón “se trata por tanto de conductas graves, no por los daños materiales concretos que producen sino por el daño inmaterial consistente en la quiebra de la credibilidad de las instituciones  por parte de los ciudadanos. Si Javier Balada  como primera autoridad municipal no cumple las normas, ninguna confianza puede tener el ciudadano en estas instituciones municipales. Las mayorías no están por encima del estado de derecho”, abundó. En junio de 2006 el edil del PP, Juan Bautista Juan, denunció también que después de poner en conocimiento de la opinión pública los hechos “el concejal y otra persona irrumpen en mi negocio y me amenazan personalmente ante tres de mis empleados, algo intolerable y extremadamente grave que no han merecido ninguna disculpa o rectificación”.

Notícies relacionades

Deixa un comentari

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Más información

ValenciàEnglishFrançaisDeutschEspañol