Inici Express El Ayuntamiento de Peñíscola consensua con los vecinos de la zona norte nuevas medidas para regular el uso del carril bici

El Ayuntamiento de Peñíscola consensua con los vecinos de la zona norte nuevas medidas para regular el uso del carril bici

per Alicia Coscollano Masip

La alta ocupación del paseo en época estival ha generado quejas por la
ocupación parcial del espacio por parte de las bicicletas

El Concejal de Policía del Ayuntamiento de
Peñíscola, Alfonso López, se ha reunido en los últimos días con una
representación de peatones de la zona norte del municipio para tratar de
esclarecer algunos aspectos acerca del carril bici que transcurre por el
Paseo Marítimo. En el transcurso del encuentro se acordaron tres medidas
que debían ser materializadas con la mayor brevedad posible y dos de
ellas ya se han puesto en marcha. El primero de estos acuerdos consistió
en elaborar pegatinas pisables que, colocadas sobre el carril bici,
advirtiesen repetidamente de la preferencia de los peatones sobre los
ciclistas en el carril bici. La segunda propuesta emitida por el edil
fue la opción de avisar por megafonía -a lo largo de todo el paseo- de
que el carril bici no da preferencia a los ciclistas sobre los peatones.

En relación a la problemática suscitada por el carril bici, López
destaca los antecedentes respecto a la creación del mismo. “El carril
bici fue creado a instancias de una petición colectiva de la ciudadanía
que demandaba hace más de diez años la creación del mismo en un paseo
con las posibilidades que presentaba este; petición que fue atendida por
el equipo de gobierno en aquel momento encabezado ya por el actual
alcalde”, explica el concejal, añadiendo que “desde entonces hemos
tenido defensores y detractores de este carril bici, que intentamos
compatibilizar, hasta que un tercer problema colateral ha incrementado
la presión”. Al problema que se refiere es al de la venta no sedentaria
no autorizada conocida como Top Manta.

La situación se ve empeorada por la presencia masiva de vendedores
ambulantes no autorizados, subraya López. “Consideramos que es una
consecuencia directa de la nefasta gestión de la migración por parte del
gobierno central, que es quien debería ponerse manos a la obra para
controlar los flujos migratorios y facilitar una emigración legal para
evitar así que los inmigrantes lleven a cabo esta venta fraudulenta, y
que lo hagan cada vez más”.

En la actualidad, el espacio del paseo está sufriendo una “presión
desmesurada porque, aparte del uso ciclista y de peatones, este espacio
es compartido por el colectivo de vendedores no autorizados; un
colectivo que ocupa de forma desmesurada el espacio público y que ha
desbordado cualquier previsión constriñendo mucho más el espacio”,
expone el concejal.

Notícies relacionades

Deixa un comentari

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Más información

ValenciàEnglishFrançaisDeutschEspañol