Inici Express Cuatro encapuchados reducen y cortan la mano a un empresario de Benicarló para robar en su casa

Cuatro encapuchados reducen y cortan la mano a un empresario de Benicarló para robar en su casa

per Redacció

Vivenda en la que es van produir els fetsUn conocido empresario de Benicarló y su pareja han vivido una auténtica pesadilla. Cuatro encapuchados entraron, armados y de forma violenta, en la vivienda que ambos comparten en una zona apartada de la localidad. Todo ocurrió en la tarde del pasado lunes cuando los asaltantes, sin ningún escrúpulo, no dudaron en paralizar a sus víctimas con un objeto eléctrico e, incluso, cortarle los tendones de la mano derecha al empresario, un hombre de unos 50 años y propietario de unos viveros en Benicarló. Los dos se recuperan ahora de sus heridas en el hospital de La Fe de Valencia.

La Guardia Civil ha abierto una investigación para aclarar lo ocurrido y dar con los autores de este brutal atraco relatado por las víctimas. Los hechos ocurrieron sobre las siete de la tarde del pasado lunes. Sobre esa hora la mujer, M. V., estaba en la terraza de la vivienda, ubicada en una zona próxima al polígono industrial de Benicarló. Al parecer, los cuatro encapuchados la abordaron y amenazaron de muerte para entrar en el chalé. Una vez dentro los asaltantes incrementaron su violencia para que el empresario, Martí P., les dijese dónde guardaba el dinero.

De forma imprevista, los atracadores se le echaron encima y le provocaron una descarga eléctrica con un aparto que le dejó inmovilizado. No conformes con ello, le cortaron los tendones de la mano derecha con un arma blanca que portaban. A ella le produjeron cortes de hasta diez centímetros en varias partes de su cuerpo. Según narraron las víctimas a los agentes, todos los asaltantes hablaban perfecto castellano. Del asalto se llevaron unos 3.000 euros y varias joyas que guardaba la pareja en este apartado domicilio.

Tras la huida de los encapuchados, la pareja acudió al hospital comarcal de Vinaròs ante las graves heridas que ambos tenían, sobre todo por el profundo corte en la mano derecha de él. Justo en ese momento se hallaba en el centro hospitalario una patrulla de la Guardia Civil a la que la pareja narró la pesadilla que acababan de vivir. Hasta ese instante, las víctimas aún no habían alertado a los agentes de la policía ni de la Guardia Civil de lo sucedido.

Tras recibir los primeros cuidados en el hospital vinarocense, ambos fueron trasladados hasta el Hospital de La Fe de Valencia ante la gravedad de sus heridas.

Martí P. fue intervenido en la capital valenciana donde un reconocido médico pudo reconstruirle la mano afectada por un corte importante que le seccionó los tendones. Probablemente, el empresario reciba el alta durante el fin de semana, aunque sus heridas psicológicas serán más dificil de curar.

Tal y como ayer relató una sobrina del empresario, “él tiene muchísimo miedo y lo único que quiere es que la guardia civil actúe”.

Los agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Castellón ya ha comenzado a trabajar para dar con los supuestos autores del asalto.


Investigación abierta

De momento, apenas ha trascendido nada de esta investigación. Los agentes recaban datos tras el análisis de la vivienda y el testimonio de las víctimas. Uno de los últimos asaltos más violentos cometido en esta localidad ocurrió en febrero de 2007. Entonces, el propietario de una vivienda se encontraba durmiendo y escuchó unos ruidos en la cocina a los que, en principio, no hizo caso al pensar que se trataba de su hijo. Tras continuar los ruidos, la víctima, de 59 años, se levantó y sorprendió a dos individuos de origen magrebí en el interior de su vivienda.

Uno de los asaltantes, al percatarse de la presencia del propietario de la vivienda, intentó golpearle con un hacha en la cabeza, aunque el hombre interpuso la mano y evitó que la agresión fuese directa, según relató a los agentes. Los ladrones huyeron, pero días después, la Guardia Civil dio con uno de los autores, que resultó ser un joven de 26 años.

Este violento robo fue el último de una serie de asaltos sufridos por personas mayores en sus domicilios de varias localidades del norte de Castellón.

Notícies relacionades

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Más información

ValenciàEnglishFrançaisDeutschEspañol