Inici Express Castor, la planta y vertedero de residuos y las depuradoras, origen de los problemas de convivencia en el Maestrat

Castor, la planta y vertedero de residuos y las depuradoras, origen de los problemas de convivencia en el Maestrat

per Redacció

Alguns veïns de Càlig en plena mobilitzacióLa ubicación de la planta de recogida de residuos sólidos urbanos de una franja que engloba a 49 municipios de las comarcas del Alt y Baix Maestrat, Els Ports y Plana Alta en la partida la Bassa de Cervera ha traído el malestar y los primeros problemas vecinales entre Càlig y Cervera. También la preocupación del sector agrícola del Maestrat, como la Unió de Llauradors ante el temor de posibles fugas y contaminación de las aguas del subsuelo. El problema viene de lejos. 17 municipios ya quedaron constituidos en 1992 en unidad de producción, contemplando el sector 9 las poblaciones de Canet, Catí, Xert, La Jana, Rossell, Sant Jordi, Sant Rafael, Traiguera y Vinaròs y el sector 10 Albocàsser, Benicarló, Càlig, Cervera, Peñíscola, la Salzadella, Sant Mateu y Tírig, e incluso se fijaron las cuotas que cada municipio debía aportar. No es hasta 10 años más tarde, en 2002, cuando se constituye el consorcio de la Zona 1 y se sondea Les Coves de Vinromà, Alcalà de Xivert y Cervera para ubicar la planta y vertedero con el sabido resultado de oposición por parte de la Plataforma que ha constatado que los terrenos y subsuelo son inestables.

Finalmente se optó por el municipio que ya tenía que acoger en los años 90 esta infraestructura y que finalmente quedó frenada. Son ya 16 penosos años de fracasos en materia de residuos en la comarca, lo que ha llevado a los alcaldes de los municipios litorales a tener que esconder sus montañas de basuras y aterrarlas con toneladas de tierra e inertes, extinguir reiterados incendios y buscarse alternativas para la gestión de los residuos ante la clausura de vertederos. El pasado mes el motor del pozo que abastece de agua potable a Cervera fue incendiado con algún elemento explosivo. La acción, aunque sin confirmarlo nadie oficialmente, se enmarca en el malestar existente entre ambos municipios. El conseller de Medio Ambiente admitió recientemente la posibilidad de contaminación del subsuelo de la zona, en la línea de las tesis que defiende la Plataforma y el Ayuntamiento de Càlig, gobernado conjuntamente por el PP y la Agrupació d’Electors de Càlig (AEC). La nueva ubicación estudiada, cercana al yacimiento de la villa romana del Mas d’Aragó, estaría todavía más cerca de Càlig.

Propietaris de Càlig a la Bassa, divendresEl viernes prosiguió el serial de las placas que prohíben la circulación de camiones por los caminos de Càlig y que imposibilitarían la llegada de camiones, los agentes de la policía cerrando el paso y los recursos, denuncias y querellas contra acuerdos expropiatorios tomados por el primer edil de Cervera y el propio vicepresidente del Consell. A todo esto se suma que Benicarló visita una planta piloto de tratamiento mecánico de residuos que genera un bajo porcentaje de rechazo y propone ubicarla en Benicarló, financiación y ofrece terrenos.

El proyecto Castor y la decisión de ubicar la planta en tierra de esta proyecto energético lo más alejado posible del casco de Vinaròs y muy próxima a los núcleos de Alcanar, Sant Rafel y Ulldecona -aunque es el primer municipio catalán el que más oposición ha mostrado-, han propiciado multitudinarias movilizaciones, estudios a la vez que un juez de la Sala Tercera del Tribunal Supremo ha admitido a trámite el recurso contra la concesión de la explotación de la planta submarina. La Plataforma en Defensa de les Terres del Sénia pide un debate que no se produce, al igual que no se produce ningún diálogo para consensuar una ubicación para el vertedero. Vinaròs acaba de manifestar recientemente a través de su teniente de alcalde, Javier Balada, que “si la planta va a Benicarló, tendrán que devolvernos los 20.000 euros que pagamos en su momento cuando se puso en marcha el consorcio”. Jorge Lamparero, director de la Oficina del Cambio Climático, quiere conocer la planta que agrada a Benicarló y que solucionaría muchos problemas de transporte y convivencia. El presidente de la Diputación y del PP provincial, Carlos Fabra, recordó que hay un acuerdo del Consorcio, pero que es la Generalitat quien tiene la última palabra en este asunto.

En materia de depuración de aguas la situación no es mejor. Los cambios de ubicación introducidos por la proximidad de las propuestas de EDAR a zonas pobladas y a municipios colindantes ha retrasado su construcción. Esta misma semana el Ejecutivo comunitario ha lanzado sendos ultimátum a España en varios casos de vulneración de la directiva de 1991 sobre tratamiento de las aguas residuales urbanas. En la lista están las poblaciones castellonenses de Vinaròs, Benicarló, Peñíscola y Alcossebre. El próximo año podría ser el año de las depuradoras que faltan al Maestrat.

Notícies relacionades

Deixa un comentari

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Más información

ValenciàEnglishFrançaisDeutschEspañol