Inici Express Càlig y Cervera tensan su relación y se disputan ahora el secretario

Càlig y Cervera tensan su relación y se disputan ahora el secretario

per Redacció

as malas relaciones vecinales entre Càlig y Cervera, a raíz de la ubicación del vertedero que contempla el plan zonal de residuos de la zona I, han llegado incluso a afectar al funcionamiento administrativo de sus respectivos ayuntamientos. El Diari Oficial de la Comunitat publicaba ayer la disolución de la unión de ambos municipios para compartir y sufragar al secretario municipal.

La iniciativa partió de Cervera, que reclamó esta segregación. En los próximos días se dilucidará si el secretario se queda en Cervera o abandona Càlig, después de cuatro meses de baja laboral. José Anglés, alcalde de la población del Maestrat, se mostró confiado en una rápida solución “porque llevamos cuatro meses sin secretario, hemos tenido que nombrar uno provisional y el pueblo ha estado un período paralizado que no podía ser”, dijo.

La situación está muy enrarecida en ambas localidades a raíz de la aplicación del plan de residuos en los municipios que conforman el consorcio de la zona I y que prevé una planta de tratamiento de RSU que ya ha sido autorizada y un vertedero en la localidad de Cervera, a pesar de la negativa de Càlig y algunas formaciones agrícolas y políticas de la comarca.

En Càlig hay un fuerte malestar por la proximidad de los terrenos donde se quiere ubicar el vertedero, a 500 metros de su término y a pocos del de Peñíscola, tanto por el emplazamiento de la planta como por la mala elección en cuanto a las características del subsuelo. El PP de Càlig gobierna, además, de la mano de la Agrupación de Electores de Càlig, muy vinculado a la lucha contra el vertedero de Cervera.

Recientemente Càlig ha impugnado el acuerdo del consistorio de Cervera que iniciaba los trámites para expropiar las fincas necesarias para el vertedero, planta de tratamiento y viales.

En los pasados comicios existió consenso entre todos los grupos políticos de Càlig (PP, PSPV y AEC) para tratar de conseguir administrativamente la anexión de fincas de la partida de la Bassa, propiedad en su práctica totalidad de vecinos de Càlig pero en el término municipal de Cervera. Estas tierras suponen varios millones de metros cuadrados.

Tanto la oposición vecinal como las consideraciones ambientales del proyecto vienen retrasando la construcción de la planta de basuras desde el año 2001, cuando se aprobó el plan zonal de residuos de la zona 1, correspondiente a las comarcas de Els Ports y el Maestrat. Durante estos siete años largos, las instalaciones de Cervera han sufrido incluso un cambio de ubicación, aunque la elección de la partida de la Bassa se ha topado con el rechazo frontal del municipio de Càlig y unas dificultades ambientales que reconoció el propio conseller de Medio Ambiente, José Ramón García Antón, en una respuesta parlamentaria durante el pasado ejercicio.

Notícies relacionades

Deixa un comentari

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Más información

ValenciàEnglishFrançaisDeutschEspañol