Inici Express Biomasa Agrícola, SL retoma su planta de valorización de residuos avícolas y de producción de energía eléctrica en Sant Rafael del Riu

Biomasa Agrícola, SL retoma su planta de valorización de residuos avícolas y de producción de energía eléctrica en Sant Rafael del Riu

per Redacció
Paradeta a l'Hospital

Una estesa elèctrica recorre la zonaLa empresa con sede en Tortosa, Biomasa Agricola SL, prosigue con su intención de establecer una industria de valorización de residuos avícolas (“gallinaza”) en el norte de Castellón. El proyecto finalizó su tramitación administrativa en 2007 “por no poder completar el expediente”, informó ayer el alcalde de Sant Rafael del Riu, Domingo Giner. La Conselleria publicó ayer la información pública de la solicitud de autorización ambiental integrada, de la solicitud de declaración de interés comunitario y de la solicitud de autorización administrativa de una planta de valorización de residuos avícolas presentada por la empresa. La empresa ha elegido un emplazamiento en el Camí del mas de l’Estudiant, a tres kilómetros del casco de Sant Rafael.

Las principales características de la planta es que cuenta con un grupo turboalternador a vapor de 15.554 Kwe. compuesto por una caldera de tipo parrilla de una potencia térmica nominal de 53.090 Kwt, un turbogrupo a vapor de 15.554 Kwe, un alternador de 20 MVA a 11kV, un transformador principal 11/25 kV de 20 MVA y un presupuesto de 31.610.000 euros del que responde un grupo de inversores de capital italiano, catalán (Pavo y Derivados-PADESA) y vasco. La planta funcionará con gallinaza como combustible principal y gasóleo como apoyo en arranques, paradas y cuando la temperatura descienda por debajo de los 850 grados centígrados. Se refrigerará mediante aerocondensadores, que utiliza el aire frío para condensar el vapor en agua y devolverlo a la caldera en fase líquida. No se tratará de una planta de pequeñas dimensiones. Tendrá una capacidad de tratamiento de 124.500 T/año, una media de 341 toneladas diarias de residuos procedentes de estas aves.

Plànols del projecteSegún informó el alcalde, Domingo Giner, trabajarán 17 personas en la plantadirectamente, además de los apoyos externo de calderería y reparaciones y transportes que pueda necesitar. En las parcelas elegidas hoy existe un campo de olivos. Los interesados tienen ahora un plazo de 30 días para presentar las alegaciones que estimen convenientes. Los más madrugadores en las críticas al proyecto han sido los de Iniciativa. Carles Mulet en un comunicado ha lamentado que el Consistorio haya tramitado la Declaración de Interés Comunitario de los terrenos de suelo no urbanizable común para hacer realidad la instalación de un proyecto que quiere importar y quemar los excrementos de las granjas avícolas de Tarragona. Mulet denunció que un abono como la gallinaza acabe convirtiéndose en un peligro para la comarca del Maestrat “ya que 124.500 toneladas de este residuo tóxico recorrerán las carreteras de la comarca procedentes de otras partes del Estado y se quemarán, emitiendo gases y olores a la atmósfera y a pueblos que tan solo están a tres kilómetros de la zona”. “Dijeron que traerían agua del Ebro pero lo único que traerá el Consell muy gustosamente serán las defecaciones de gallina de las comarcas de Tarragona”.

La Conselleria ya contestó en la anterior legislatura que el estudio de dispersión de contaminantes a la atmósfera presentado incluía la zona de especial protección para las aves (ZEPA) de la Tinença de Benifassà, Vallivana y Turmell pero que no alterarían la calidad del aire. Las emisiones de la planta serán según el proyecto óxidos de nitrógeno, dióxido de azufre, monóxido de carbono, partículas, compuestos orgánicos volátiles (COV) y cloro. La planta estará a 3 kilómetros de los núcleos de Sant Rafel del Riu, a 4 del de Sant Jordi, a 6,5 de Traiguera y a 11 de Rossell.

El alcalde de Sant Rafel, el popular Domingo Giner, indicó que “no cree” que afecte a los planes de futuro del municipio, relacionados con el turismo y el sector residencial. La localidad tiene aprobado un campo de golf a pocos kilómetros y a pocos de allí se encuentra el de Sant Jordi. “Siempre cuando se cumplan las normativas somos favorables al proyecto que invertirá en el municipio”, señaló el alcalde que recordó que “está muy apartado” y se trata de una actividad muy regulada. El edil recordó que es malo para el turismo el vertido incontrolado de esta clase de residuos y que están a expensas de lo que digan administraciones superiores. “Si cumplen la normativa poco podemos hacer desde los ayuntamientos. Estamos a expensas de la normativa y de lo que digan las consellerias, que garantizarán el proceso”, concluyó.

Notícies relacionades

Deixa un comentari

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Más información

ValenciàEnglishFrançaisDeutschEspañol